Toxicidad para el lactante de un medicamento

Los fármacos también pueden pasar a la leche de la madre, y de ella al bebé. En ocasiones, esto no provoca ningún trastorno al niño, pero hay que tenerlo en cuenta: si no es necesario, ¿para qué exponer al bebé a efectos secundarios o alergias antes de tiempo? Por otra parte, a veces no hay estudios suficientes para asegurar que una sustancia no pasa a la leche o no perjudica al bebé. Que no se hayan observado efectos perjudiciales en un medicamento de reciente aparición en el mercado no significa que no los tenga, sino que puede ser que no se haya administrado a suficientes mujeres lactantes o que no existen suficientes estudios para asegurarlo: es mejor abstenerse de tomarlo. Una mujer que está dando de mamar debe tener cuidado con lo que ingiere, especialmente con el alcohol y los medicamentos. Un sedante puede producir somnolencia al pequeño, y ciertos compuestos son capaces de perjudicarlo gravemente. Por otra parte, la madre puede tener la necesidad imperiosa de tomar una medicina debido a un problema de salud. En tal caso, conviene que hable con el médico sobre la posibilidad de que el pequeño se vea perjudicado por ello y tenga que dejar de darle el pecho.

Leave a Reply